Sistema Neoliberal en México

Introducción

Actualmente, la popular frase “el mundo es un pañuelo” se asoma cada vez más cierta, las comunicaciones con personas de casi todo el mundo se encuentra en la palma de nuestras manos. Podemos contar con información de los hechos que suceden en todo el planeta, casi al momento en que suceden.

Sin embargo, para países como el nuestro, hoy llamados “emergentes”, el costo se vislumbra muy alto.

Desde los años 80, México sucumbió al empuje neoliberal de los países poderosos.  Miguel de la Madrid dio inicio a la apertura de fronteras que vemos hasta nuestros días, Nuestro país adoptó la forma de producción neoliberal, promovido por las potencias mundiales, aprovechando la crisis de 1982.

Pero, ¿Qué es el sistema neoliberal?

El neoliberalismo tiene como base el libre mercado; considera que el Estado no debe intervenir en la economía de los países, o bien, participar de una forma mínima. Estima que el mercado es el mejor instrumento para asignar eficientemente los recursos de la sociedad[1].

Características del sistema neoliberal en México

  • Apertura de las fronteras al libre comercio internacional
  • Des-regulación, entrega de las riquezas de la nación a empresarios privados, nacionales y extranjeros
  • Privatización de empresas de participación estatal en sectores estratégicos
  • Privatización de la seguridad social, servicios médicos, educación y servicios de seguridad
  • Políticas monetarias y fiscales restrictivas

 

Derivado de la falta de industrialización, las empresas domésticas no han tenido la capacidad de hacer frente a las multinacionales, las ganancias no permanecen en el país, y se hace cada vez más notoria la brecha entre el que gana más y el que gana menos. La riqueza se concentra, no se distribuye. En nuestro país, las pérdidas de la banca se convirtieron en deuda pública, que tuvieron que ser pagadas por toda la población con recursos públicos.

Por ejemplo, el sistema jurídico mexicano modificó el artículo 123, fracción XXIX menciona “Es de utilidad pública la Ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes, de servicios de guardería y cualquier otro encaminado a la protección y bienestar de los trabajadores, campesinos, no asalariados y otros sectores sociales y sus familiares”.

La legislación en materia de trabajo ha sido “puesto a modo” como consecuencia de la adopción del sistema neoliberal, como es el caso de la creación de las Afores, que actúan en detrimento de los derechos humanos de los trabajadores. El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, (adopción: Nueva York, EUA, 16 de diciembre de 1966, adhesión de México: 23 de marzo de 1981, decreto promulgatorio DO 12 de mayo de 1981), indica en su artículo 9 establece “los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona a la seguridad social, incluso al seguro social”[2].

No se está cubriendo la seguridad social en la vejez, vemos adultos mayores trabajando en servicios de limpieza, o como ayudantes en tiendas de autoservicio, sujetos a lo que los usuarios les quieran dar como propina.

Augusto Sánchez Sandoval nos muestra un oscuro panorama en su libro Seguridad Nacional y Derechos Humanos, “el genocidio silencioso”, como consecuencia del neoliberalismo. Las políticas neoliberales para terminar con la seguridad social y la asistencia pública-salud gratuitas, van encaminadas a reducir la población en 30 o 50 años. Inicia con el cese en políticas preventivas sanitarias, que derivan en enfermedades como malaria, dengue, poliomielitis; pérdida de jubilaciones y descuido de los adultos mayores, contaminación; la prohibición de venta de antibióticos sin receta, provocan muertes fácilmente evitables, por la falta de acceso a los médicos, por, ya sea por falta de recursos o personal[3].

Las políticas las dictan países centrales como Estados Unidos, y México, como país periférico, se somete a ellas.

El derecho penal se volvió represivo como respuesta al incremento en la criminalidad. Se establecen excepciones a los derechos humanos contra aquellos a quienes considere enemigos del Estado. Establece principios que protegen los intereses de los países centrales y el no reconocimiento de los derechos humanos.

Estados Unidos ha financiado al Estado Mexicano, mediante la Iniciativa Mérida,  con más de 1600 millones de dólares para combatir grupos delictivos de narcotráfico, que amenazan su seguridad nacional. Como consecuencia, México ha modificado la legislación en materia penal para cumplir con las exigencias derivadas de dicha disposición, que por cierto, no ha sido ratificada por el senado.

En este caso, el sistema económico de Estados Unidos permea e interpenetra los sistemas político y jurídico de México para legitimar sus necesidades de seguridad nacional y permitirle una intervención en la seguridad pública de nuestro país, con un control de la política criminal y establecer a la Iniciativa Mérida como norma fundante para los cambios en la materia.

 

 

Conclusiones

México, un país periférico, no tiene la fuerza para establecer un sistema económico y jurídico propios.

Desde la forzada adopción del sistema neoliberal, se ha disminuido la soberanía nacional, ya que las directrices económicas y jurídicas para legitimarlo, han sido impuestas, e inclusive apoyadas por el sistema político a fin de cumplir con las exigencias internacionales.

Estamos inmersos en un mundo global, en que las reglas son dictadas por los poderosos, y países como el nuestro únicamente puede seguir, tanto a nivel económico como legal lo que establezcan los llamados países centrales.

 

Fuentes:

  • Paul Cooney, Dos décadas de neoliberalismo en México, resultados y desafíos, Brasil,

https://miespaciodeaprendizaje.moodlecloud.com/mod/resource/view.php?id=666

 

  • Víctor Manuel Rangel Cortés, Iniciativa Mérida y la reproducción del Derecho penal mexicano, México,

http://revistas.juridicas.unam.mx/index.php/reforma-judicial/article/view/10451/12595

 

 

  • Augusto Sánchez Sandoval, 2013, Seguridad Nacional y Derechos Humanos, México, UNAM FES Acatlán

 

[1] María Fernanda Delgado López, ¿Qué es el neoliberalismo? ¿Es bueno para México?, Mayo 2012, https://elgiromx.org/2012/06/14/que-es-el-neoliberalismo-es-bueno-para-mexico/

 

[2] Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

[3] Augusto Sánchez Sandoval, 2013, Seguridad Nacional y Derechos Humanos, México, UNAM FES Acatlán, p. 109-111

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s